las autoridades chinas tomaron posesión del consulado general de Estados Unidos ubicado en la ciudad suroccidental china de Chengdu, este lunes.

Según informa la agencia Xinhua, desde este viernes la embajada de Estados Unidos en China informó de su decisión de retirar su consentimiento para albergar y permitir las operaciones del consulado.

Tal acción ocurrió como “respuesta legítima y necesaria” a la provocación unilateral del país norteamericano de exigir que China cierre su consulado general en la ciudad de Houston.

“Estamos decepcionados por la decisión del Partido Comunista chino y nos esforzaremos por continuar nuestros contactos con los ciudadanos de esta importante región a través de nuestros otros puestos en China”, dijo un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. en un correo electrónico publicado por Reuters.

Sin embargo, desconoce que fue EE.UU. quien elevó las tensiones y provocó esta acción por parte de Beijing. Al respecto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China aseguró en un comunicado que “la medida de EE.UU. violó gravemente el derecho internacional, las normas básicas de las relaciones internacionales y los términos de la Convención Consular China-Estados Unidos”.

Además, el vocero de la Cancillería chin, Wang Wenbin aseveró que tanto esa como otras sedes diplomáticas en EE.UU. son propiedad de Beijing, por lo que sus derechos allí lo avalan las convenciones de Viena y el tratado bilateral de cuestiones consulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *